Historia

«Prehistoria» de la Leche Frita

La historia de La Leche Frita comienza, como no, por el origen y el uso de los ingredientes con los cuales se elabora. Además del uso de estos ingredientes, hay platos muy antiguos de los cuales, con casi total seguridad, deriva este manjar. Así se puede decir que la historia de La Leche Frita comienza con el inicio del uso en nuestra dieta de los cereales y la leche. Este hecho ocurrió con la aparición de la agricultura y la ganadería durante el Neolítico, hace más de 8000 años. Este hito marcaría el origen de los ingredientes principales de La Leche Frita.

Simultáneamente al comienzo del uso e incorporación a nuestra dieta de la leche y los cereales, aparecerían las primeras preparaciones culinarias con estos ingredientes. Ejemplo de de estas primeras preparaciones serían las gachas dulces. Las gachas son un plato conocido desde la antigüedad, originario de Europa y Rusia. Fue el plato principal de los pueblos euroasiáticos antes de la introducción del pan. Por lo tanto, podemos considerar este plato como el precursor histórico de nuestra Leche Frita.

El origen de La Leche Frita

No se conoce con exactitud el origen de La Leche Frita. Como ya hemos apuntado anteriormente, es probable que ese origen sea muy antiguo. Durante la Edad Media, La Leche Frita, debió de ser común en el norte de la Península Ibérica. De igual forma, se dice que era un postre popular en Al-Andalus y que pasó de ahí a los Reinos Cristianos. En conclusión, es muy probable que La Leche Frita estuviera presente en la Península Ibérica antes de la Edad Media. De igual manera que las torrijas, su postre hermano, estaría presente y sería un plato común del Imperio Romano.

La primera cita de la receta de La Leche Frita aparece en los recetarios conventuales. Se dice que nuestro postre pasó a la repostería de los conventos gracias a las damas que ingresaban en ellos. Estas damas llevaban con ellas a sus sirvientas musulmanas, ya convertidas al cristianismo, que traían las recetas de sus hogares. Así, estas recetas pasaron a formar parte de la repostería de los conventos en los que aún hoy se siguen elaborando.

Leche Frita: tradición y modernidad

La Leche Frita es un postre tradicional de España y la península, siendo típico en muchísimos lugares. Por lo tanto, es por esto que diferentes regiones a lo largo de nuestra geografía se disputan el ser la cuna de este exquisito postre.

Nuestro postre, La Leche Frita, es un dulce típico de primavera (carnaval, cuaresma, y sobre todo Semana Santa), cosa que tiene en común con su postre hermano, Las Torrijas. Al igual que con estas últimas, en todos los hogares se guardaba con celo la receta de La Leche Frita y se transmitía de generación en generación. Siendo algo tan tradicional, las diferentes recetas de los distintos lugares y familias no variaban prácticamente unas de otras.

Con la llegada de la modernidad y la innovación en el terreno culinario han surgido una enorme variedad de recetas. Esta explosión de variedad ha puesto en valor este postre tan tradicional y lo ha convertido en uno de los postres insignia de nuestra gastronomía.

Políticas de Cookies – Políticas de Privacidad – Aviso Legal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *